Mexicanos, 27 de los 51 muertos en la tragedia del tráiler

Cruces y veladoras fueron colocadas en el sitio donde fue hallado el tráiler que transportaba migrantes en San Antonio, Texas. Dos mexicanos fueron acusados de tráfico de personas. Foto Afp

 

Washington. (jornada.com.mx).- El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aseguró que las muertes de al menos 51 migrantes procedentes de México y Centroamérica hallados en un tráiler en San Antonio, Texas, eran “horripilantes y desgarradoras”, en momentos en que las autoridades federales abrieron una investigación sobre la tragedia y los familiares de las víctimas comenzaron a buscar desesperadamente noticias de sus seres queridos.

El hallazgo se produjo el lunes, cuando un empleado de la ciudad de San Antonio escuchó una llamada de auxilio cerca de una carretera solitaria donde estaba trabajando.

El conductor del camión y otras dos personas fueron arrestados, indicó el representante federal por Texas, Henry Cuellar, a la agencia de noticias Ap, pero no se sabe si están vinculados en el caso. Informó que el vehículo pasó por un retén de la Patrulla Fronteriza al noreste de Laredo, en la carretera interestatal 35, pero comentó que no sabía si había personas dentro del camión cuando pasó por la revisión.

Después de un día con temperaturas que rondaban los 40 grados, “los pacientes que vimos ardían al tacto, sufrían de golpes de calor y agotamiento, ya que no había indicios de agua en el vehículo”, sostuvo un médico que acudió al sitio.

El número de muertos aumentó ayer a 51, 39 hombres y 12 mujeres, confirmaron autoridades texanas en conferencia de prensa. Entre los hospitalizados figura un adolescente y cuatro niños en estado crítico.

“Muchas de las personas encontradas dentro del vehículo parecían haber sido rociadas con condimento para bistec”, expresó un mando policiaco a The Texas Tribune. “Tal vez en un intento de ocultar el olor de las personas mientras los contrabandistas las transportaban”.

Los agentes migratorios tienen elementos caninos que pueden detectar a personas escondidas en vehículos, pero los que transportaban a estos inmigrantes querían ocultar ese olor, señaló El Diario, un portal editado en Nueva York.

La policía ya retiró el camión del lugar donde ocurrió la tragedia, en una carretera estrecha situada entre una vía de tren y varios desguaces de automóviles y almacenes, en el suroeste de San Antonio. A un lado de la carretera, una cinta amarilla estirada sobre la hierba seca recuerda que el lugar ha sido una escena de investigación hasta hace pocos minutos.

Los médicos forenses identificaron potencialmente a 34 de las víctimas, pero estaban tomando otras medidas, como huellas dactilares, para confirmar sus identidades, informó la comisionada del condado Bexar, Rebeca Clay-Flores. El proceso llevará días.

Se cree que 27 de los fallecidos son de origen mexicano por los documentos que llevaban, según Rubén Minutti, cónsul general de México en San Antonio. Varios sobrevivientes se encontraban en estado crítico, con lesiones tales como daño cerebral y hemorragias internas, añadió.

Al menos otros siete eran guatemaltecos y dos hondureños, tuiteó Roberto Velasco Álvarez, jefe de la Unidad para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México. Unas 30 personas se pusieron en contacto con el consulado de México en busca de sus seres queridos, dijeron funcionarios.

El número de muertos es el más alto jamás registrado en un incidente de tráfico de personas en Estados Unidos, según Craig Larrabee, agente especial en funciones de Investigaciones de Seguridad Nacional en San Antonio. “Esto es un horror que supera todo lo que hemos vivido antes”, lamentó el alcalde de San Antonio, Ron Nirenberg. “Y lamentablemente era una tragedia prevenible”.

Según los primeros elementos de la investigación, “esta calamidad fue provocada por contrabandistas o traficantes” que “explotan” a los indocumentados “sin respeto por sus vidas”, aseguró Biden en un comunicado.

El presidente, quien se encuentra en España para participar en una cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, llamó a fortalecer la lucha contra “una industria criminal multimillonaria” y destacó que se han realizado 2 mil 400 arrestos desde el lanzamiento, hace tres meses, de una acción conjunta entre Washington y otros países de la región.

El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, tuiteó: “Estoy desconsolado por la trágica pérdida de vidas hoy y estoy orando por aquellos que aún luchan por sus vidas. Se han perdido demasiadas vidas a medida que las personas, incluidas familias, mujeres y niños, emprenden este peligroso viaje”.

El papa Francisco expresó su “dolor” por las “tragedias” sufridas por migrantes en el enclave español de Melilla y en Texas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *