A diez años de la conformación del gran bosque urbano metropolitano de Monterrey: El río Santa Catarina…

Fauna y flora del río Santa Catarina: Foto de El Norte

 

RAÚL A. RUBIO CANO
Ayer el periódico El Norte publicó en primera plana de su sección Internacional, reportaje sobre el río Santa Catarina, reconociendo que este cuerpo de agua pasa “De río desértico a bosque urbano”, igualmente, reconociendo en su sección de Locales “Una Jungla en la ciudad” con una fauna y flora con 334 y 318 especies respectivamente. Una realidad que se conformó en los últimos 10 años ante el paso del huracán Alex. Enhorabuena, por ese paso informativo de El Norte, que permite con esas publicaciones, seguir socializando en la población metropolitana, la idea de la gran trascendencia de ese río para la vida de ecosistemas y ciudadanos por los servicios ambientales que nos presta. Vayamos a un poco de historia de la conformación y defensa de ese “mega” bosque urbano. Primeramente, si hay alguien que tenemos que agradecerle como funcionario público el arranque formativo de tal pulmón urbano de decenas de kilómetros, es a Fernando Gutiérrez Moreno, quien como secretario de Desarrollo Sustentable del estado de Nuevo León, en el gobierno de Rodrigo Medina, hizo lo imposible para que nadie se metiera al plan de ese río. Ello, obviamente, presentó una lucha desde entonces con diferentes interesados para “agandallarse” espacios del río, situación que aún persiste y que ha sido doña Sociedad Civil quien no ha dejado de luchar ante ello, demostrando en los hechos, la voracidad de unos cuantos Zares Inmobiliarios que ven al Santa Catarina como un “botín”. Así, en Monitor Político (2/3/2017), indicábamos ante fuertes vientos que azotaron la ciudad y el control de polvos que prestó ese bosque de 7 años de formación, lo siguiente: “Basta comunicar que la contaminación del área metropolitana en buena parte de la misma, podría haber sido peor ayer, si el secretario de Desarrollo Sustentable, Roberto Russildi, ya hubiera accedido a los ‘cantos de sirena’ de unos cuantos vivales que quieren a como dé lugar apoderarse nuevamente de los terrenos del plan del río Santa Catarina. La buena terquedad de Russildi, por defender ese gran pulmón de kilómetros y kilómetros de área verde del Santa Catarina, impide que se levanten polvos como era antes y ahora se capturen toneladas de CO2 para convertirlas en oxígeno. Urge una Declaratoria en el plano jurídico, para impedir que unos cuantos sinvergüenzas talen y destruyan ese pulmón que es de todos y Russildi, según se informa, ha sabido defender a capa y espada a ese Río, contra esos ‘ecolocos’ que sólo tiene en sus pupilas el signo de pesos. Enhorabuena, por esa acción preventiva ante las tolvaneras que se vinieron y, por defender ese pulmón urbano de muchos kilómetros que es el plan del río Santa Catarina, un ecosistema conformado en los últimos años a partir del huracán Alex ¡Órale!” Al siguiente apunte, también en Monitor Político (8/5/2018) y conmemorando el Día internacional de Las Aves, señalábamos: “Hoy, el sitio es un verdadero refugio de aves, como tal vez lo fue hace un siglo, cuando la mancha urbana no existía en gran dimensión y la madre Naturaleza marcaba en buena forma, la pauta de la vida en ese río. Hoy, la barbarie contra el Santa Catarina para apoderarse de una parte importante del mismo y beneficiar a los Zares del desarrollo urbano local y su servidumbre de políticos, obviamente, destruirán ese ‘gran nido y estancia’ que es tan magno pulmón urbano y que se formó desde que pasó el Alex por estas tierras. Esta maldad de destrucción es impulsada por tipos como el candidato al senado a la República, Samuel García, del Movimiento Ciudadano (MC) y demás seguidores; ellos aplicarán una Consulta Ciudadana que ya ha sido aprobada a realizarse el próximo primero de julio, el día de las elecciones para presidente y otros puestos públicos, por la Comisión Estatal Electoral y el Tribunal Superior de Justicia de Nuevo León. Tal Consulta Ciudadana, es un velado medio para justificar ese ‘agandalle’ sobre dicho río por unos cuantos desarrolladores y realizar en él un conjunto de obras para garantizarles ingresos importantes, como también, el establecimiento de cinco Distritos Urbanos; toda una forma para invertir poderosos capitales privados que ya les urge su valorización, capitales que muchos de ellos no proceden precisamente de la actividad productiva, sino del mundo de la economía ficción. La voracidad de unos cuantos magnates del urbanismo privado va con todo para afectar el Santa Catarina y donde peligra ese gran refugio de aves. Por ello, grupo de ciudadanos ha lanzado lucha jurídica contra Samuel y los Zares del desarrollo urbano y van en forma, a pesar de los obstáculos que malos jueces ponen al gusto de los Zares inmobiliarios. Ayer, se ganó Recurso de Queja del Expediente 274/2018 para lograr que las autoridades locales y federales, realicen inspección de la vida en sus diferentes manifestaciones en el río Santa Catarina, un río que brinda servicios ambientales de más de un mil millones de dólares anuales y donde, también es refugio de miles y miles de aves locales y migratorias, según lo han venido constatando la ONG de Observadores de Aves del Río Santa Catarina ¡Órale! Y, en el Monitor Político (29/4/2019) comentábamos: “Por lo tanto, la destrucción de ese gran Pulmón Urbano es una acción criminal del gobierno Bronco y de sus patrones los Zares inmobiliario. La urgencia de ello, es que ya está aprobado por CONAGUA el ‘Viaducto Huasteca’ que construirá la empresa española Isolux, como continuación de la carretera de paga a Saltillo y tomará parte del Santa Catarina hasta el arroyo El Obispo, una zona muy conflictiva ante escurrimientos dos veces al año (las aguas de primavera y las aguas del fin del verano). Por eso, les urge que las aguas pasen rápidamente y eso sólo puede suceder con un plan del río ‘pelón’ y de pasada, esa deforestación servirá para cumplir con el proyecto AECOM (2013) que serán obras en el plan del río de particulares y sus Distritos Urbanos. Piensan utilizar 45 millones de pesos para destruir mil 324 millones de dólares; una verdadera bestialidad de la Secretaria de Desarrollo Sustentable y claro, impulsando obras que van sin aprobación de un Consejo de Conurbación, mismo que no existe desde el Gober Nati, para así dejar hacer lo que quieran los Zares inmobiliarios y sus gobiernos títeres. ¡Vaya manera Bronca de atender el Cambio Climático!” Por lo tanto, bien vale ya una Declaratoria que permita la protección del Santa Catarina ¡Órale! raurubio@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *