Covid-19 llegó para quedarse y será la nueva normalidad: Tec de Monterrey

Monterrey, NL., 23 May (Agencia Informativa de México).- Olvídense del pasado, el reabrir las actividades tras la cuarentena por el Covid-19 traerá nuevas medidas sociales que serán la “nueva normalidad”, coincidieron especialistas del Tecnológico de Monterrey.

Fernando Castilleja, director de Bienestar y Prevención de TecSalud, sostuvo que “el coronavirus llegó para quedarse,  hasta que no haya una vacuna que sea eficiente, bien probada, hasta entonces esto no va acabar”,

“Tenemos que aprender a convivir con esta nueva realidad, que es el Covid-19”, agregó durante el webinar “¿Por qué seguir manteniendo medidas y recomendaciones ante Covid-19?” de TecSalud vía Facebook Live.

Afirmó  que estas medidas serán parte de la vida cotidiana hasta que se encuentre una vacuna contra esta enfermedad, se descubra un tratamiento efectivo o un alto porcentaje de personas sean inmunes.

Por su parte, Michel Martínez, líder de la Unidad de Vigilancia Epidemiológica de TecSalud, advirtió que “la vida como la teníamos no va a regresar hasta que tengamos un tratamiento altamente eficaz o una vacuna que brinde protección en el 90 por ciento  y al 90 por ciento  de la población”. Subrayó que “hay que ir adaptándonos a esta nueva realidad “.

“No podemos abrir todo de golpe,  hay que mantener las medidas de distanciamiento social,  los negocios no esenciales tendrán todavía que aguantar”, añadió. Sobre la llamada “inmunidad de rebaño”,  descartó que sea una medida en el corto plazo, ya que es algo que naturalmente toma alrededor de  dos  años.

Refirió que la Organización Mundial de la Salud (OMS) acaba de decir que el Covid-19 ya es una enfermedad endémica, que estará presente todos los días del año, “es algo que tendremos de forma constante, con nuevos picos u oleadas” hasta que no haya protección efectiva contra el virus.

La  especialista resaltó  que el uso de los cubrebocas será algo que se espera prácticamente en todos lados, como escuelas y lugares de trabajo.

También opinó que las escuelas deberán seguir en línea, como preparatorias y universidades y  consideró muy pronto que el regreso a clases sea en agosto o septiembre.

En el caso de clases presenciales, comentó  que se puede ver lo que hicieron en otros lugares del mundo. “A lo mejor veremos formato como en Taiwán, en el que cada pupitre tenía una división con acrílico, y cada hora se le da gel antibacterial  a los alumnos, y todos con cubrebocas”, expresó. Enfatizó que “definitivamente  las clases  no van a ser como las que teníamos antes”.

La especialista  del Tec de Monterrey sugirió que otras medidas generalizadas para los trabajos es optar por el Home Office, siempre que sea posible.

En caso de las oficinas, deberán asegurar una sana distancia entre empleados y proveer de insumos de higiene, como geles y cubrebocas.

También se podrían plantear adecuaciones, como barreras de material transparente o en los horarios de los empleados, agregó.

Manifestó  que los filtros con termómetros para detectar alguien con fiebre serán más comunes para restringir el paso de personas y así, “cuando se detecta a una persona, se evitará su ingreso al lugar y se le recomendará que se vayan a un médico”.

Dijo que un punto crucial para reducir la propagación de la enfermedad es evitar conglomerar gente en espacios reducidos, por lo que “cosas de antes” como festivales de música o conciertos masivos, no habrá, “al menos no en el siguiente año”.

Ante el anuncio de que los cines van a reabrir en México, recomendó  que se deberán tomar medidas especiales como dejar suficiente espacio entre las personas, “lo correcto es que haya 3 espacios entre gente o la pareja en una misma fila, y que haya una hilera vacía atrás,  a ese grado va a cambiar”.

Sobre las reuniones de carácter religioso, opinó que en la medida de lo posible será evitar asistir de manera presencial, “Nos vamos a hacer a la idea de que sean en forma online”, expuso.

En el caso servicios de previa cita, como los consultorios,  prevé que deben de extender sus horarios, pues “si antes la atención era de 2 a 5 de la tarde, ahora tendrán que hacerlo de 11 de la mañana a 7 de la tarde, para evitar conglomerar a gente en el mismo espacio”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *